Cuando la ‘webcam’ abre la puerta a la extorsión

Escrito por Boletin de Noticias. Publicado en Judicial

Fecha de publicación: noviembre 04, 2012 con 0 Comentarios

Aumentan denuncias de personas chantajeadas en Internet por fotos y videos íntimos.

Gauthier, un joven francés de 18 años, prefirió quitarse la vida esta semana antes que tener que soportar la vergüenza de que sus amigos y seres queridos lo vieran en un video porno que una chica, a la que conoció en un ‘videochat’, le grabó sin su consentimiento. El joven accedió a tener ‘cibersexo’ con ella y, poco después, la desconocida comenzó a amenazarlo con difundir las imágenes entre sus contactos de Facebook si el chico no le pagaba 200 euros. (Lea: ‘Internet, medio para lograr la extorsión’: Policía).

La historia recuerda a la de Amanda Todd, otra adolescente canadiense que el 10 de octubre se suicidó por la misma razón – el acoso de un desconocido que tenía imágenes suyas comprometedoras-, no sin antes grabar un video desgarrador, en el que contaba, a través de letreros, su pesadilla de tres años de extorsión por Internet. (Lea: la joven que contó en video el acoso en su contra antes de suicidarse).

Aunque en Colombia aún no se conoce ningún caso de este tipo de delito -también llamado ‘sextorsión’- que haya terminado en la muerte de la víctima, las autoridades sí alertan sobre un aumento de las denuncias de extorsiones y chantajes relacionados con la divulgación de videos o fotos de contenido sexual a través de la Red.

De las 1.430 denuncias que el Gaula de la Policía ha recibido por extorsión en todo el país en lo que va del año, alrededor de un 10 por ciento corresponde a chantaje por Internet relacionado con la revelación de información íntima. La mayoría de los casos se reportan en Bogotá y Medellín.

“Hablamos de más de 140 denuncias, cuando hace tres años solo había dos o tres”, asegura el jefe de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía, el general Humberto Guatibonza, quien señala que ya hay redes especializadas en buscar presas fáciles a través de la red.

Los delincuentes suelen contactarlas en chats y redes sociales, en las que se ganan su confianza. Posteriormente las invitan a enviarles fotos o videos en los que la víctima aparece desnuda o en situaciones de alto contenido sexual. Con este material en poder del extorsionista, comienzan las amenazas.

Es la historia de una estudiante bogotana de 17 años que en agosto fue contactada a través del Messenger (el popular chat) por un tipo que dijo llamarse ‘Germán’. Después de varias semanas de estar chateando, el hombre la convenció de enviarle varias fotos en las que ella aparecía desnuda. La joven aceptó, “pensando que se trataba de un juego”, pero ahí comenzó su pesadilla.

El acosador, que ya está preso en La Modelo, le pidió luego un video erótico y, ante la negativa de la menor, comenzó a amenazarla con divulgar el material si no le pagaba tres millones de pesos y accedía a tener sexo con él.

La estudiante siguió resistiéndose y el delincuente cumplió la amenaza: las fotos llegaron a los correos de varios compañeros de clase de la chica e, incluso, al de la directora del centro. “Estaba muy mal, no comía, no dormía, no quería ir al colegio y lloraba todo el día”, le dijo la madre de la joven al Gaula, cuando la acompañó a denunciar.

“Los menores de edad, las mujeres y los homosexuales son las víctimas más comunes. Y aunque cada vez se denuncia más, creemos que hay un gran subregistro de personas que optan por pagar y no denunciar”, señala un investigador dedicado a raestrar este delito.

Venganzas

Pero la extorsión no puede provenir solo de desconocidos; también hay quienes por venganza chantajean a sus parejas. Esto ocurrió en Cúcuta, por ejemplo, donde una reconocida empresaria fue extorsionada por un joven al que conoció en un gimnasio, con el que tuvo una relación casual y quien le grabó imágenes con contenido sexual que luego, cuando la aventura amorosa terminó, amenazó con difundir.

Otros delincuentes utilizan imágenes íntimas para dañar la reputación de la víctima. Fue el caso de Karina Bolaños, la viceministra de Juventud de Costa Rica, a quien le costó su cargo la publicación de un video erótico en YouTube que iba dirigido a su compañero, o el de Olvido Hormigos, una concejala de un pequeño pueblo de España que vivió una pesadilla luego de que se divulgó en la Red un video suyo masturbándose.

Este último caso hizo que el Gobierno español propusiera tipificar el delito de divulgación no autorizada de imágenes íntimas, que podría castigarse hasta con un año de cárcel.

Consejos
Evite ser víctima de la ‘sextorsión’

Distintos portales como ‘Pantallas amigas’ y ‘Cuidado con la webcam’ ofrecen consejos, dirigidos sobre todo a menores, para evitar ser víctimas de la extorsión sexual por Internet. La premisa es que todo lo que se envía por la ‘webcam’ puede ser grabado al otro lado. En este sentido, el consejo es utilizarla solo con interlocutores de máxima confianza (nunca con desconocidos) y no hacer delante de ella nada que no se haría en público. Es clave mantener el equipo libre de ‘software’ malicioso para evitar activaciones remotas de la cámara o que los extorsionistas puedan acceder a información privada -como contactos- que puedan usar posteriormente para difundir las imágenes. También es conveniente girar la cámara hacia un ángulo muerto cuando no se esté usando para evitar que, por un descuido, pueda emitir imágenes inadecuadas. Finalmente, las autoridades recomiendan denunciar inmediatamente cualquier intento de extorsión para poder actuar.

justicia, eltiempo.com

0 comentarios

Aún no hay comentarios en Cuando la ‘webcam’ abre la puerta a la extorsión. Puedes hacer uno.

Hacer un comentario

Twitter
BNnoticias en Twitter
3 la gente sigue BNnoticias
Twitter Pic lijapau2 Twitter Pic dreeeco Twitter Pic auguxsto