Baumgartner, el hombre que superó la velocidad del sonido

Escrito por Boletin de Noticias. Publicado en Internacional, Videos

Fecha de publicación: octubre 16, 2012 con 0 Comentarios

Es el primero en conseguirlo sin ayudas mecánicas. Alcanzó 1.342 kilómetros por hora. Histórico.

Baumgartner, el hombre que superó la velocidad del sonido

El deportista extremo Félix Baumgartner rompió la barrera del sonido en caída libre tras realizar en forma exitosa un salto récord desde de 39.045 metros de altura sobre el suelo de Nuevo México (sureste de Estados Unidos).

“Baumgartner, de 43 años, logró la caída libre más rápida de la historia al alcanzar 1.342 km/h (la barrera del sonido se rompe a los 1.100 km/h) durante los 4 minutos y los 19 segundos anteriores a la apertura del paracaídas”, dijo la portavoz de la misión Sarah Anderson.

“Creo que han caído 20 toneladas sobre mis hombros. Me preparé para esto durante siete años”, afirmó Baumgartner al canal austríaco ServusTV, en su primera entrevista tras el salto, refiriéndose a un problema de casco que casi lo obliga a abortar en el último minuto.

“Incluso en un día como este, al empezar tan bien, puede suceder un pequeño fallo. Pero finalmente decidí saltar. Y fue lo correcto”, agregó.

Recordando las primeras palabras de Neil Armstrong al pisar la Luna, el paracaidista austríaco dijo: “A veces tienes que ir hasta darte cuenta de lo pequeño que eres”.

Durante el ascenso, en una cápsula impulsada por un globo aerostático y la posterior caída de ocho minutos, el austríaco batió varias marcas: el mayor ascenso en un globo aerostático tripulado, el salto al vacío desde mayor altura, perteneciente hasta ahora al coronel de la Fuerza Aérea estadounidense Joe Kittinger -31.333 metros en 1960- y la ruptura de la barrera del sonido. Sin embargo, no pudo quebrar la marca de la caída libre más larga, ya que sus 4,19 minutos quedaron cortos ante los 4,36 de Kittinger.

La hazaña fue seguida en directo por varios millones de telespectadores en una retransmisión en diferido, en caso de que ocurriera un accidente, por la página oficial en Internet o por YouTube, que contó con 8 millones de computadores en línea.

El ascenso duró 2,36 horas y una vez se alcanzó la altura prevista -39.045 metros- y revisar que todas las condiciones para el salto se cumplieran, Baumgartner saltó al vacío y en los primeros 40 segundos alcanzó la velocidad máxima del trayecto, 1.342 kilómetros por hora.

Luego, el austríaco abrió su paracaídas y tocó tierra, donde fue recibido por un fotógrafo y otras personas que aterrizaron cerca con un helicóptero. Durante el ascenso se registró un problema menor consistente en una falla en uno de los calefactores de la placa frontal del casco de Baumgartner, que empañaba su visión. Sin embargo, tras sopesar las opciones, la misión decidió seguir adelante con el salto. Este era el segundo intento del equipo Red Bull Stratos, luego de que la semana pasada las condiciones climáticas impidieran concretar la hazaña.

El mayor riesgo que enfrentaba el paracaidista, que hace siete años se entrena para este salto, era la posibilidad de girar fuera de control, lo que podría hacerle perder el conocimiento. Pero desde el momento en que saltó de la cápsula logró controlar su postura y mantener el control de la caída pese a algunos tumbos. Los riesgos eran considerables si se tiene en cuenta que si el traje especial presurizado que llevaba el austríaco se rompía, su sangre herviría debido a la presión extrema causada por la altitud.

‘Pensé que iba a perder el sentido’

Félix Baumgartner explicó que durante los primeros momentos de la caída creyó que perdería la consciencia por la violencia de la caída y la velocidad del descenso en los primeros 40 segundos.”Ha sido más difícil de lo que todos nos esperábamos”, afirmó.

“Durante unos segundos pensé que iba a perder el sentido”, agregó, debido a la agresividad de la caída en la que por unos segundos

perdió el control y giró bruscamente. “Se está bajo mucha presión, no sientes el aire”, explicó. A pesar de esos momentos críticos, Baumgartner no quiso abrir un paracaídas especial para estabilizar el descenso y dijo que siempre supo lo que estaba sucediendo durante la caída.

Félix ‘sin miedo’: supersónico

Este antiguo instructor de paracaidismo del ejército austríaco y doble de películas de acción, de 43 años, ostenta récords como el salto desde el edificio más alto del planeta, el rascacielos Taipei 101 (Taiwán), de 509 metros de altura, y de lugares emblemáticos, como la estatua de Cristo en Río de Janeiro.También fue el primero en cruzar el Canal de la Mancha en caída libre, desde Dover (Reino Unido) hasta Calais (Francia), y se lanzó desde la mayor construcción de América Latina, la Torre Mayor de México. Su filosofía de vida se puede resumir en una frase que dijo tras completar el salto en Río de Janeiro: “No merece la pena morir en un salto. Pero al menos matarse saltando desde la estatua de Jesús tiene algo de gloria”.

0 comentarios

Aún no hay comentarios en Baumgartner, el hombre que superó la velocidad del sonido. Puedes hacer uno.

Hacer un comentario

Twitter
BNnoticias en Twitter
3 la gente sigue BNnoticias
Twitter Pic Sonia_51 Twitter Pic dreeeco Twitter Pic AV3L1K