Un nuevo aire para el calzado y la marroquinería

Escrito por Boletin de Noticias. Publicado en Economía

Fecha de publicación: julio 29, 2013 con 0 Comentarios

Contrario a lo que pudiera pensarse, los empresarios del cuero, la marroquinería y el calzado están trabajando a gran velocidad. A pesar del mal comienzo del año, donde los números rojos fueron una constante debido a la desaceleración de la industria en Colombia, las abultadas importaciones de Asia y los altos inventarios en el mercado interno, las empresas presienten que en el segundo semestre tendrán su propia revancha. Y comenzarán por lo alto, con la edición número 18 del International Footwear & Leather Show, uno de los eventos referentes del mercado de América Latina para la temporada Primavera – Verano 2014 que se llevará a cabo en Corferias, Bogotá, del 30 de julio al 2 de agosto.

“La hemos considerado el punto de quiebre de la industria”, afirma Luis Gustavo Flórez, presidente de la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas (Acicam), su organizador. Esa confianza proviene, principalmente, de un viraje en las perspectivas a mediano plazo. Uno que no hubiera podido concebirse en mayo de 2013, cuando la estadísticas del Dane advertían la crisis generalizada en el sector: la producción del subsector de marroquinería cayó 2,7%, al igual que el del calzado (-8,5%) y el curtido del cuero (-14,1%); esas cifras negativas también se replicaron en las ventas al mercado interno y a las exportaciones.

Hasta que en el horizonte apareció el decreto 0074 de 2013, el mismo que fija un arancel mixto para las importaciones de ropa y calzado tan pronto lleguen a puerto colombiano de 10% del valor del par de zapatos más US$5. Su entrada en vigencia significó un alivio progresivo para la industria: los 6,93 millones de pares que entraron al mercado en marzo se convirtieron en 3,72 millones al mes siguiente, y de allí bajaron a 2,63 millones en mayo, el mismo mes en que, de acuerdo a cifras de la Asociación Colombiana de Empresarios (Andi), el sector comenzó a sacudirse de las cifras negativas con un tímido avance de 0,2% en las cifras generales de producción.

Allí está el punto de quiebre. Los industriales, en especial los del calzado, la marroquinería y el cuero, presienten que, a medida que las importaciones sigan bajando y se disminuyan los inventarios de mercancías nacionalizadas con anterioridad, el panorama mejorará progresivamente. Sobre todo con la posibilidad de una nueva ayuda jurídica. “Estamos a la expectativa de que la próxima semana se presente el proyecto de decreto que restrinja las exportaciones de cuero crudo, para que se quede en Colombia, pase por nuestras curtiembres y sea transformado aquí. Y no por los chinos”, explica Flórez.

Ese es uno de los principales problemas de los empresarios: el 55% de las exportaciones de cuero del año pasado obedecieron a cuero crudo, que en su mayor volumen fue a parar a China, donde se trata, se procesa, se convierte en artículos de marroquinería y calzado, y vuelve a entrar al país como producto final con precios inferiores a los del mercado (en ocasiones, menores a un dólar). De hecho, entre 2008 y 2012 las importaciones de zapatos se cuadruplicaron al punto de que en el primer trimestre de este año entraron 19,8 millones de pares, con un crecimiento de 60% frente al mismo periodo del año anterior. El gremio espera que ese decreto, que podría aprobarse durante la presente legislatura, se convierta en una de las puntas de lanza de la recuperación.

La otra es la propia acción de los industriales. Para la presente feria, en la que 500 expositores (100 de ellos provienen de Argentina, México, Brasil, Italia y España) se reunirán en un área de 11.000 metros cuadrados con 12.000 visitantes (600 foráneos, de los cuales un buen número fue contactado por Proexport), el sector ha escogido la diferenciación del producto, la estrategia de valor agregado y la producción asociada como las claves de su fortalecimiento.

Entre las acciones a desarrollar se encuentra el lanzamiento de la marca “Hecho en El Restrepo”, un proyecto de clúster desarrollado en conjunto con la Secretaría de Desarrollo Económico de Bogotá para que el popular barrio bogotano, reconocido en el mercado nacional como una de los grandes productores de calzado. La línea para mujer, con botas y modelos formales, será uno de sus puntos fuertes. Y, como lo expone Flórez, el grito de batalla de una industria que busca recobrar el protagonismo: “Para inicios del segundo semestre esperamos aumentar la penetración de nuestros productos en el mercado local”.

Por: David Mayorga

Fuente:ElEspectador.com

0 comentarios

Aún no hay comentarios en Un nuevo aire para el calzado y la marroquinería. Puedes hacer uno.

Hacer un comentario

Twitter
BNnoticias en Twitter
3 la gente sigue BNnoticias
Twitter Pic lijapau2 Twitter Pic dreeeco Twitter Pic auguxsto