Un milagro llamado Eric Abidal

Escrito por Boletin de Noticias. Publicado en Deportes

Fecha de publicación: abril 12, 2013 con 0 Comentarios

Volvió a jugar un partido oficial con Barcelona después recuperarse de un trasplante de hígado.

Hace seis días el mundo presenció un verdadero milagro en una cancha de fútbol. Ocurrió el sábado pasado, en el Camp Nou de Barcelona. Eric Abidal se levantó del banco de los suplentes para realizar los ejercicios previos de calentamiento. Era el minuto 69 del juego que su equipo, el superpoderoso y ya legendario Barcelona, le ganó 5-0 al Mallorca.

El tablero electrónico marcó el relevo: salía el número 3 e ingresaba el 22. Fue el anuncio de un renacimiento que provocó que los 90.000 asistentes al juego se levantaran de sus sillas y gritaran en coro: “ ¡Abi, Abi, Abi…!”. Era su manera de dar testimonio del milagro. En el borde del campo, Abidal esperaba la eterna llegada de Gerard Piqué, el compañero a quien reemplazaría.

Se agarró la cara, miró a las tribunas, al cielo; juntó sus manos a la altura del pecho y agachó la cabeza como en un rezo. Piqué lo abrazó con fuerza y Abidal, entonces, dio otra vez sus primeros pasos oficiales, en una cancha de fútbol.

El defensa francés, de 33 años, de manera casi increíble volvió a jugar luego de sufrir un trasplante de hígado, debido a un tumor canceroso que lo atacó.

Historia clínica

En marzo del 2011 fue por primera vez a la sala de cirugía. Le quitaron la masa maligna, y apenas dos meses después volvió a amarrarse los guayos y fue utilizado, por el técnico Josep Guardiola, por ese entonces el entrenador del equipo, nada menos que en la semifinal de la Liga de Campeones contra Real Madrid.

“Estoy muy contento por haber llegado a la final, pero sobre todo lo estoy por la gente. He trabajado mucho para estar aquí. He visto que la gente me quiere mucho. Intentaré dar lo mejor para ellos. Ahora me encuentro bien, aunque he estado muchas semanas sin hacer nada”, declaró el jugador francés luego de la clasificación a la final, que posteriormente también jugó por algunos minutos y en la que vencieron 3-1 a Manchester United.

Fue él, Abidal, quien levantó la Copa del que es considerado el torneo más más importante de clubes de fútbol. El capitán del equipo, Carles Puyol, quien debía hacerlo, cedió ese honor. Fue un retrato de solidaridad, fuerza de equipo, respaldo y alegría por su tenaz lucha y superación.

Sin embargo, el 29 de febrero del 2012 su organismo lo obligó a hacer una nueva pausa. Tras disputar un partido amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania, Abidal se lesionó. Los reportes oficiales dijeron que solo era una pubalgia, pero dos semanas más tarde los mismos médicos del equipo Barcelona anunciaron que debía ser intervenido quirúrgicamente, otra vez: debía someterse a un trasplante de hígado para sobrevivir.

Rafael Matesanz, presidente de la Organización Nacional de Trasplantes de España, fue uno de los primeros en augurar el fin de la carrera profesional de 13 años, con 417 partidos jugados y apenas dos goles anotados: “Veo muy complicado que pueda volver a jugar luego del trasplante. Seguro que la operación saldrá bien y que podrá hacer deporte; pero el fútbol es un juego de contacto y un deporte de alta exigencia, y una de las cosas que hay que evitar cuando se realiza un trasplante es que se produzcan golpes en la zona del mismo, impactos traumáticos”, dijo. Y agregó: “Él es una persona fuerte, un deportista de élite y podrá hacer una vida perfectamente normal. Y deporte, claro que podrá hacer, pero tendrá que tener una serie de precauciones de por vida”.

Pero Abidal ha estado acostumbrado a sobrepasar obstáculos, a desafiar al destino, a derribar muros, a luchar. Su camino al profesionalismo fue tortuoso.

El debut

Su camino al profesionalismo fue tortuoso. A los 10 años de edad, en su natal Lyon, ya jugaba de lateral izquierdo. Su velocidad y buen físico le permitían ir y volver sin cansancio por esa banda.

Sin embargo no pareció impresionar a los entrenadores de los equipos juveniles del Olympique de Lyon. El pequeño presentó varias pruebas en ese club, pero fue rechazado en todas. A los 16, una fractura de tibia y peroné casi lo hizo pensar en abandonar el deporte, y antes de dedicarse al fútbol fue pintor de brocha gorda y trabajó en el campo de la construcción.

Abidal pensó que sería el fin de su carrera deportiva, pero su oportunidad llegó. A los 21 años se hizo profesional: debutó en el AS Mónaco, equipo con el que estuvo por dos temporadas.

El ‘keniata’, como lo apodaron en el principado, jugó 26 partidos antes de ser traspasado al Lille, una escala para cumplir su primer gran sueño: ponerse la camiseta del Olympique de Lyon. Desde el 2004 jugó 99 y luego de tres años se marchó al Barcelona.

“De niño, todos los días entrenaba con una sola meta: ser jugador del Olympique de Lyon, y cuando recibía las cartas de rechazo, nunca lloré. Por el contrario, asumí esos reveses como un nuevo desafío para mejorar, para triunfar”, le dijo Abidal al diario francés L’Équipe, que lo buscó por su contratación en la ‘Liga de las estrellas’ del fútbol de España.

Y, en verdad, Abidal sí ha triunfado. En Francia ganó cuatro títulos, una Supercopa (AS Mónaco) y tres ligas con el Lyon. En sus seis temporadas en el FC Barcelona, Abidal ha participado en la consecución de 14 títulos: tres Ligas de España, dos Copas del Rey, tres Supercopas de España, dos Ligas de Campeones, dos Supercopas de Europa y dos mundiales de clubes.

El milagro

El de Abidal podría catalogarse como un milagro, como dijo Juan Carlos García-Valdecasas, doctor jefe de la Unidad de Trasplantes hepáticos del Hospital Clínico de Barcelona, al diario ‘Sport’: “Esto es un milagro; en la operación intentábamos salvarle la vida, nadie pensaba en que recuperaría las condiciones”, afirmó.

El jefe del cuerpo médico de la Selección Colombia, Carlos Ulloa, lo cataloga desde la distancia como un caso en el que la ciencia prueba que un procedimiento tan delicado como un trasplante se puede hacer bien.

“Es un hecho de la ciencia. Es algo que afortunadamente prueba que se puede hacer, y se puede hacer tan bien, que la funcionalidad de este órgano queda tan buena como para poder realizar una actividad deportiva”, dijo.

“El equipo (FC Barcelona) es suficientemente responsable como para haber tomado una decisión de esas. Es una decisión respetable y debe ser basada en la vivencia clínica de lo que estamos viendo. Como todo en la vida, tiene un riesgo. Ellos evaluaron todas las posibilidades, y el riesgo de volver no debe ser mayor. No hubieran tomado una decisión tan trascendental. Se supone que deben haber evaluado todas sus funciones hepáticas y deben haber visto que no tiene ninguna complicación y ninguna diferencia o compromiso para volver a jugar”, explicó Ulloa.

Lo cierto es que 13 meses después, 402 días después del que parecía ser su último partido, Eric Abidal volvió a jugar, el sábado pasado, en una competición oficial. Agradeció a su primo Gérard, quien fue el donante de parte de su hígado para el trasplante. “Gracias primo”, decía una camiseta en francés que lució al final del juego contra Mallorca y tras el cual dijo que sin su primo él “no estaría aquí; es un momento único”.

Ahora la meta de Abidal es ganar la Liga de Campeones con el Barcelona, y casi que olvidándose de sí mismo, declaró este jueves en la presentación del libro Relatos solidarios del deporte, en la ciudad catalana, que la Champions hay que ganarla para dedicarle el título al entrenador. “Queremos levantar la copa, y no para el equipo sino para Tito (Vilanova), que lo ha pasado muy mal”, declaró. Villanova sufre un cáncer en la glándula parótida.

El contrato de Abidal con el Barcelona termina el 30 de junio de este año. Por ahora, el jugador no sabe si seguirá vestido de azulgrana. “Yo quiero seguir jugando al fútbol y quiero seguir aquí, en el Barça”, dijo.

Lo cierto es que a Eric Abidal la vida le dio una nueva oportunidad. Y él le dio al fútbol un verdadero milagro.

0 comentarios

Aún no hay comentarios en Un milagro llamado Eric Abidal. Puedes hacer uno.

Hacer un comentario

Twitter
BNnoticias en Twitter
2 la gente sigue BNnoticias
Twitter Pic dreeeco Twitter Pic Auguxsto