El caso del exjefe de la CIA, un escándalo que crece

Escrito por Boletin de Noticias. Publicado en Internacional

Fecha de publicación: noviembre 13, 2012 con 0 Comentarios

El jefe militar en Irak, David Petraeus, compareció ante el Comité de Servicios Armados del Senado y aseguró que ha habido progresos significativos.

Este martes se supo que también se indaga al general John Allen, comandante de la OTAN.

El escándalo que provocó la renuncia el viernes pasado del director del CIA, David Petraeus, siguió expandiéndose este martes luego de que el Pentágono anunciara que el general John Allen, comandante de las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán, también está siendo investigado por el mismo caso.

De acuerdo con varios medios estadounidenses, el FBI descubrió miles de emails potencialmente inapropiados entre Allen y Jill Kelley, una mujer de 37 años oriunda de Tampa, Florida, y que fue quien desató la investigación que terminó por destapar la relación extra matrimonial entre Petraeus y Paula Broadwell.

Según el recuento que hacen diarios como el Washington Post, esta complicada madeja comenzó a tejerse desde el verano pasado cuando Kelley acudió al FBI para quejarse por una cadena de mensajes anónimos e intimidatorios en los que alguien la acusaba de coquetear con Petraeus.

La pesquisa que inició el FBI terminó por identificar a Broadwell como la autora de los correos y luego a establecer que entre ella y el entonces ex director de la CIA existía una ¨affaire¨, que ambos luego reconocieron.

Sin bien Broadwell y Petraeus se conocieron en el 2006, la relación se estrechó en el 2010 cuando la mujer pasó un año entero en Afganistán mientras trabajaba en una biografía sobre el general, en ese momento jefe de las tropas de EE.UU. y la OTAN en ese país.

Broadwell, al parecer, también escribió emails anónimos al general Allen (que reemplazó a Petraeus en Afganistán), en los que se quejaba por la coquetería de Kelley.

El General, ante eso, escribió a Kelley interrogándola por su conducta. Pero lo que saben ahora los investigadores es que entre Kelley y Allen existía una extensa relación que viene desde el 2008 cuando él y Petraeus eran las cabezas del Comando Central de las Fuerzas Armadas, que está basado en Tampa.

Fuentes citadas por el Washington Post, cercanas a Allen, sostienen que entre el General y Kelley solo había una amistad pues ambos participaron en la organización de eventos sociales y fiestas para el Comando Central.

El FBI, sin embargo, está investigando pues en algunos de los mensajes Allen se dirige a Kelly con frases afectivas como ¨mi amor¨.

El Pentágono, por el momento, ha decidido suspender la nominación del General como nuevo comandante de las Fuerzas de la OTAN en Europa.

Aunque todavía faltan muchos detalles por precisar, las supuestas relaciones de los dos militares más respetados del país (ambos de cuatro soles, aunque Petraeus se retiró el año pasado antes de asumir la dirección de la CIA), con mujeres jóvenes y casadas está generando no solo conmoción sino un dolor de cabeza para la Casa Blanca.

Allen, de hecho, era el encargado de trazar la ¨hoja de ruta¨ para el repliegue de EEUU. de Afganistán antes de finales del 2014 y debía reunirse la semana entrante con el presidente Barack Obama para ofrecer sus recomendaciones.

Así mismo, el escándalo ha provocado un profundo malestar en el Congreso, en donde reclaman por no haber sido informados sobre el curso de la investigación en su debido momento.

Buscan establecer, además, si en algún momento estuvo comprometida la seguridad nacional pues ha surgido un vídeo en el que Broadwell ofrece detalles sobre la toma del consulado de EE.UU. en Benghazzi, Libia, y no es claro si fue Petraeus quien le ofreció la información.

Los investigadores, a su vez, encontraron documentos clasificados en su computador y quieren establecer quien fue la fuente de esa filtración.

Guardada las proporciones, la truculenta saga está siendo comparada ya con el caso de Mónica Lewinsky, la practicante que sostuvo relaciones sexuales con Bill Clinton cuando este era Presidente (1995) y que culminó con el primer juicio de destitución contra un mandatario de EE.UU. en la historia moderna del país.

0 comentarios

Aún no hay comentarios en El caso del exjefe de la CIA, un escándalo que crece. Puedes hacer uno.

Hacer un comentario

Twitter
BNnoticias en Twitter
3 la gente sigue BNnoticias
Twitter Pic lijapau2 Twitter Pic dreeeco Twitter Pic auguxsto