Comunicadores A Fondo

Escrito por Boletin de Noticias. Publicado en Destacado, Nación, Sin categoría

Fecha de publicación: octubre 02, 2018 con 0 Comentarios

Magangué (Bolívar), 01 de octubre de 2018 (FA).Es un pelao come años. Tiene casi 30 pero parece como de 25. Su figura mediana, como de metro 70 y su color de piel canela, contrasta con el amarillo fulgurante del sol magangueleño que empieza a decirle adiós al día.

 

Sentado en el muro del patio trasero de la casa de Pastoral Social de Magangué, que algún día fue el internado Hogar Niña María, Leonardo José Martínez Chaparro, un Comunicador A Fondo, estrategia del Fondo Adaptación que busca acercar a la comunidad, mantenerla informada de las obras que realiza la entidad y crear una red informativa nacional.

 

Para Leonardo el pertenecer a Comunicadores A Fondo le ha permitido tener varias oportunidades y ver la vida con optimismo, por eso cuenta abiertamente lo que quiere ser en el futuro.

 

“Sueño con tocar en una tarima y ser reconocido. Para lograrlo me hace falta dedicarme más a eso. Pero me gustaría llegar a ser como Omar Geles o Israel Romero”, asegura mientras sus ojos resplandecen.

 

Ese es el mismo brillo que se nota cuando habla de sus hijos: Sebastián José de 8 años, Didier Leonardo de 7 y Dana Matilde de 1.

 

Mientras Leonardo evoca el pasado, mira al horizonte como si su mirada se perdiera en los recuerdos. Cuenta que nació en Barranco de Yuca, una población cercana a Magangué, como a unos 20 minutos, según él; pero a los cinco años se fue a vivir a Galeras, donde estaba su papá.

 

Allí conoció a la que hoy es su esposa, Yasiris Lasbre, con quien ya lleva nueva años de casados. Hoy, viven en Doña Ana (Sucre), el primer corregimiento reubicado de manera voluntaria por causa del invierno y cuyo nombre verdadero es San José de Doña Ana.

 

De hecho esa reubicación fue la que lo llevó allí, porque le permitió tener trabajo construyendo los muros de protección que formaron parte de las obras que adelantó el Fondo Adaptación para evitar que esta población vuelva a sufrir los embates de la naturaleza.

 

Esa fue la mejor alternativa para salvar vidas porque durante más de dos siglos, sus habitantes vivieron en medio del agua. Por eso, allí dicen que aprendían a nadar antes que a caminar.

 

Ahora Santa Ana es su hogar. Esta población ubicada en un área de 6,5 hectáreas y dividida en siete manzanas, es dónde Leonardo desarrolla su actividad comunicadora.

 

Le gusta ayudar a la gente, divulgar las cosas buenas, contribuir al cambio de cultura para que el corregimiento sea cada día mejor. Por eso ve una gran oportunidad en la estrategia de Comunicadores A Fondo y en el anuncio del Presidente Iván Duque de impulsar este tipo de actividades a través de la Economía Naranja.

 

El gusto por lo que hace se le nota en la emotividad con la que cuenta las cosas. Su pinta juvenil recuerda a la de un personaje de comic, tal vez por su gorra volteada, de la cual sólo se asoman unos crespos negros.

 

Su expresividad corporal lo hace más locuaz. Mientras habla de cómo transmite sus mensajes, simula como si lo hiciera a través del megáfono que utiliza en su población.

 

El olor de la tarde fresca de Magangué señala que el día pronto se empezará a empijamar pero la labor de Leonardo no se acuesta y su sueño tampoco descansa porque está seguro de que algún día será uno de los grandes acordeoneros del país.  

0 comentarios

Comments for Comunicadores A Fondo are now closed.

Twitter
BNnoticias on Twitter
2,073 people follow BNnoticias
Twitter Pic alejogom Twitter Pic Astridro Twitter Pic benito_f Twitter Pic Daniela2 Twitter Pic GemTdi Twitter Pic eduardo_ Twitter Pic michaelc Twitter Pic Kevinand